Si buscas restaurantes típicos en Valencia te aconsejamos que pases por el nuestro. En la carta encontrarás desde una gran variedad de marisco hasta las paellas tradicionales. Por supuesto, la comida es uno de los atractivos de la ciudad, pero tiene muchas otras cosas que ofrecer. Eso sí, conviene seleccionar bien la época del año en la que vas a visitarla.

Las buenas temperaturas que goza la ciudad a lo largo del año invitan a venir cualquier día que uno quiera. No obstante, si lo que se prefiere es disfrutar de unos días de playa y pasear en una noche agradable por el casco histórico, lo mejor es aprovechar el verano para acercarse.

Si lo que estás pensando es recorrer la ciudad, pasear a cualquier hora o incluso pasar por la playa, pero sin bañarte, los meses de septiembre y octubre o de febrero hasta mayo son una buena alternativa.

Conviene recordar que el sol brilla en la ciudad alrededor de 300 días cada año. Es decir, una visita entre noviembre y enero es una buena opción para los que quieren disfrutar del sol sin quemarse. No olvides que son muchos los deportistas que vienen a correr durante el penúltimo mes del año en nuestra famosa maratón.

Vengas cuando vengas a nuestra ciudad te aconsejamos que hagas una parada en el Bar Bolos para disfrutar de los platos regionales. Llevamos abiertos desde 1972, ofreciendo a todos nuestros comensales una buena selección de productos.

Los que buscan restaurantes típicos en Valencia tienen que acercarse al nuestro cuando están de visita. Además, no solo contamos con buena comida. También disponemos de una amplia selección de cavas y vinos.