En la mejor arrocería y marisquería en Valencia, las paellas deben servirse a gusto del consumidor, pero nuestra recomendación es que sea con socarrat, ese efecto de quemado en la base de las paelleras que se consigue en los últimos minutos de la cocción del arroz y que le da ese sabor tan intenso a los arroces, especialmente si se trata de paellas de marisco.

Hay quien no le gusta el socarrat, pero en el Bar Bolos es una de nuestras especialidades y si está bien hecho, es lo que marca la diferencia entre un arroz bueno y uno exquisito. Se trata, básicamente, de algunos granos de arroz que se quedan pegados a la base del recipiente debido a que los azúcares y resto de propiedades de los ingredientes se caramelizan, consiguiendo una textura crujiente en esos granos de arroz, pero que son capaces de transmitir mucha más intensidad de sabor al resto del plato.

Hay diferentes maneras de hacer el socarrat y es cierto que para los menos expertos en la materia puede resultar difícil de conseguir, ante la imposibilidad de saber cuándo está hecho y tener el riesgo de pasarse en el quemado, echando a perder todo el plato. Pero esa delgada línea roja que separa la mejor paella de una incomible es la especialidad de nuestra arrocería y marisquería en Valencia.

Solo la práctica y la experiencia aseguran un buen socarrat, pero si te vas a animar a intentarlo, te aconsejamos mover ligeramente con la cuchara los granos del fondo cuando el caldo ha sido prácticamente absorbido. Es en ese momento cuando se debe echar un chorrito de aceite de oliva y subir el fuego, momento en que el arroz comenzará a freírse y esperar un máximo de dos minutos.