Como arrocería y marisquería en Valencia queremos dedicar este nuevo post del blog a ver las diferencias entre arroz seco, meloso y caldoso, tres formas de cocinar este cereal. 


Empezamos con el arroz seco, un plato en el que el arroz absorbe todo el líquido. Es básico no removerlo mientras se está cocinando para que no suelte el almidón. Como paso previo a añadir el arroz, hay que preparar el sofrito. En el Bar Bolos podrás degustar una paella especial de marisco, un arroz a banda o del senyoret o un exquisito arroz negro. Por su parte, el arroz meloso se prepara con arroces especiales que tengan un alto contenido de almidón para lograr esa textura untuosa tan característica. Tras preparar la base por ejemplo con verduras, se añade el arroz y se cubre con dos medidas y media de agua por cada una de arroz. Tras la cocción es importante dejarlo reposar antes de servir para que se asiente. 


En último lugar hablamos del arroz caldoso, para el que también necesitamos una materia prima especial y de primera calidad. Para lograr un caldo consistente, hay que sofreir el ingrediente principal con los secundarios para después añadir el arroz y regarlo con 4 medidas de caldo por cada una de arroz. Como variedades de arroz caldoso, en nuestra arrocería y marisquería de Valencia tenemos el arroz caldoso de marisco y el arroz caldoso con bogavante. A diferencia del arroz seco y el arroz meloso, el caldoso ha de servirse nada más salir de los fogones.