En un restaurante arrocería en Valencia también se suele ofrecer pescado frito. Sin embargo, quizá no sepas cuál es el secreto de este plato que tanto gusta y que nunca deja de sorprender. Para poder freír el pescado correctamente, es necesario cortarlo en partes pequeñas. Es necesario secarlo muy bien con papel de cocina y luego usar harina específica para rebozar.

Es importante también que el aceite esté siempre limpio y bien caliente, a unos 200 o 220 ºC, para que al freírse el pescado se cree una costra crujiente, pero sin que pierda su jugosidad. Se debe ir comprobando el color de la fritura. Cuando esté dorada, estará en su punto.

Un buen truco para conocer si estás comiendo en un buen restaurante arrocería en Valencia es comprobar si el pescado se ha escurrido en un papel absorbente antes de servirse. Eliminar el exceso de aceite es siempre recomendable para que el sabor del pescado sea el más adecuado. Es importante mencionar que si se va a freír pescado en adobo, es esencial dejarlo un par de días macerando e, igualmente, secarlo correctamente antes de enharinarlo y freírlo.

Igualmente, el pescado ha de ser siempre fresco y freírse en el momento para mantener su textura. Una fritura de dos o tres minutos es más que suficiente para conseguir la perfección. No en vano, es habitual comer bien en los restaurantes en los que se fríe correctamente el pescado.

En el Bar Bolos ofrecemos pescado frito, arroces, marisco y todas las recetas mediterráneas más típicas. No dudes en venir a nuestro local para degustar los platos más deliciosos. Te daremos una cálida bienvenida para que tu visita se convierta siempre en una alternativa perfecta para comer bien en Valencia. Reserva ya tu mesa y no tardarás en disfrutar de una velada inolvidable.