Uno de los alimentos más apreciados en nuestro país es el marisco. En nuestro restaurante marisquería de Valencia puedes disfrutarlo de diferentes formas. Pero lo que siempre coincide es su sabor. Y es que nos ocupamos de buscar un marisco de calidad para nuestros clientes. Ese es precisamente uno de los puntos más importantes y por el que nos preguntan muchas personas, la compra de la materia prima.

Cuando vayas a comprar el marisco debes tener en cuenta la temporada, al igual que sucede con otros productos. Los meses con la letra r ofrecen mejor producto, por lo general.

Hay que distinguir entre moluscos y crustáceos.

Dentro del segundo grupo están los crustáceos de cuerpo redondo (nécoras y centollos, por ejemplo), para los que se recomienda que el caparazón esté brillante y la carne elástica. No es aconsejable los que tienen la unión entre la cabeza y las patas hundida. Los de cuerpo alargado (langostas o cigalas) es mejor comprarlos con el cuerpo rosado. Si las cabezas se desprenden fácilmente del cuerpo es que no están frescos.

En el caso de los moluscos (almejas, mejillones, etc.) hay que tener en cuenta que debe ser difícil abrirlos, o deben reaccionar al tacto al tocar la carne si están abiertos. De lo contrario es que no son frescos.

Si quieres disfrutar de un buen marisco o de una buena paella, acércate a nuestro restaurante marisquería en Valencia y disfruta de la mejor materia prima de la zona a un precio muy competitivo.

En el Bar Bolos te ofrecemos siempre platos de calidad, bien elaborados y una amplia carta en la que encontrarás las mejores recetas de nuestra tierra.