Uno de los platos más demandados en cualquier restaurante marisquería en Valencia es el pulpo. Es uno de esos manjares que la gente suele pedir entre varios comensales o como plato principal. Son muchas las maneras en las que se puede preparar un pulpo, ya que es un producto muy versátil. Se puede cocer, estofar, cocinar al horno, a la plancha, etc. Sin embargo, si hay una receta de pulpo que destaca sobre cualquier otra esa es la del pulpo a feira. En estos casos, el pulpo debe acompañarse de unos buenos cachelos y añadir únicamente pimentón dulce, sal y aceite de oliva virgen.

En cualquier restaurante marisquería en Valencia te dirán que, sea cual sea la receta de pulpo que quieres cocinar, lo más importante es que el pulpo esté en su punto justo de cocción, ya que una mala cocción puede dar al traste con el mejor plato. Siguiendo algunos pequeños consejos y recomendaciones te resultará muy sencillo llegar a su punto justo.

El primer paso es limpiar el pulpo. Siempre debajo del agua fría y parándote en las patas y la cabeza. Una vez que está limpio, llega el momento de cocerlo. La cacerola que uses debe ser lo suficientemente grande para que el pulpo quede amplio dentro de ella y completamente sumergido en el agua. Una vez que el agua que has puesto en la cacerola comienza a hervir, entonces tienes que meter y sacar el pulpo rápidamente. Hazlo un par de veces más para que se siga ablandando. A continuación lo debes dejar sumergido cerca de media hora.

Si quieres disfrutar de las mejores materias primas y pasar un buen rato entorno a una mesa, ven al Bar Bolos.