Muchos clientes asocian las marisquerías con el día, pero podemos ser también estupendos restaurantes para cenar en Valencia, con platos ligeros y muy proteínicos a la vez, que te saciarán alimentando y aportarán un toque de elegancia muy adecuado para la noche que no tendrías en una cadena de comida rápida, por ejemplo, con precios bastante similares.

Aunque el arroz con bogavante y las mariscadas son platos más bien fuertes, puedes cenarlos pronto sin problema, o tomar variaciones muy fáciles de digerir, como los platos de marisco con ensalada, en salpicón, los platos combinados… y todo ello, insistimos, sin gastar una fortuna.

Unos pescaditos fritos, por ejemplo, serán una sorpresa para visitantes de fuera. Almejas a la marinera, gambas al ajillo, sopas de marisco calentitas para acabar el invierno o una sangría o tinto de verano para acompañar cuando aprieten los rigores del verano.

Otro momento estrella que mucha gente no conoce de restaurantes para cenar en Valencia basados en marisco como el nuestro es la merienda. Sumamos a los productos típicos de pescado embutidos y tortillas que te dejarán con la boca abierta y los ponemos en bocadillo para que sean más sencillos de comer e igual de sabrosos: calamares, puntillas, chipirones, emperador, sobrasada, anchoas, lomo, bacon, chivito, brascada, ternera, jamón…

En el Bar Bolos sabemos lo que te gusta y lo preparamos con cariño para comer, cenar o merendar. Si buscas una arrocería típica en Valencia llámanos y te ofrecemos calidad y precio a la vez.

¿Una zarzuela de pescados para cenar? Marchando.