Durante mucho tiempo se ha dado por supuesto que lo mejor para disfrutar con un buen pescado fresco en Valencia es una refrescante copa de vino blanco. Pero lo cierto es que el vino rosado, durante años visto como el hermano menor de los elegantes blancos y los rotundos tintos, está de moda.

El rosado, hasta ahora para muchos un vino para primerizos en el mundo del vino o para aquellos que no se atrevían con los más corpulentos tintos, está disfrutando de una justa revalorización y es también una opción excelente para maridar con mariscos y pescado fresco en Valencia.

Los vinos rosados son naturalmente ligeros y se elaboran en base a diversas variedades de uva. Que se use una u otra depende sobre todo del país o región de producción. Podemos encontrar vinos rosados de Garnacha, Malbec, Cabernet Sauvignon y Franc, Monastrell, Syrah...

Hasta hace pocos años, el maridaje solía ser sencillo: el vino el blanco con pescado y marisco y el tinto con la carne. Hoy día es un asunto complejo: la enorme variedad de nuevas uvas disponible y una gran creatividad han dado como resultado mezclas novedosas.

Pero en realidad, el maridaje del vino rosado es más fácil de lo que puedes creer. Gracias a su frescura, sutileza y suavidad, maridan perfectamente con platos ligeros que no atenúen su presencia.

Por ejemplo, para acompañar un plato a base de marisco, nada mejor que el sabor afrutado de un vino elaborado con uva garnacha o tempranillo. Y en el caso del pescado, como en el del marisco, una excelente opción sería un rosado de aromas vegetales o ligero y afrutado.

Y además, el vino rosado es perfecto para acompañar platos de arroz y ensaladas, de modo que es el vino ideal para degustar en buena compañía en el Bar Bolos. Te esperamos.